Tres meses de impunidad después que terroristas hicieran explotar la embarcación del periodista David Torres.

Tres meses de impunidad después que terroristas hicieran explotar la embarcación del periodista David Torres.

Por: Jairo Baena Vargas, Periodista.

En plena impunidad se encuentra el proceso de investigación por parte de la fiscalía para detener a los responsables del acto terrorista de hacer explotar la lanchabomba el 6 de noviembre del 2019 en Simití, Bolívar, con el fin de censurar la información que emite a través de su Portal de Noticias eloriginal.co el comunicador Social – Periodista, David Antonio Torres Ruiz.

El atentado contra de la libertad de prensa, es una señal de amedrantar y callar al periodista Torres Ruiz; después que la FLIP le pidiera al fiscal general de la nación, agilizar las investigaciones de los autores tanto materiales, como financiero e intelectual del acto terrorista del 6 de noviembre del pasado año, donde el comunicador social implica al alcalde de San Pablo, Omar Bohórquez Rojas y a Laureano Gómez Arévalo, como directos responsables, por las amenazas que a través de una red social hiciera este último, debido a las publicaciones emitidas por el Portal de Noticias, donde señalan que Bohórquez Rojas, como candidato a la alcaldía de San Pablo, Bolívar, obligara a los empleados del Hospital Regional San Antonio de Padua de Simití, dirigido por su esposa, Jessica Abello Villegas, para que votaran por el candidato, Alberto Pérez Niz (Teto).

Según la información suministrada por los candidatos a la alcaldía de Simití, José Nectolio Aguaslimpia Mejía del Partido Colombia Justa y Libre y la candidata del Partido Verde, Nohora Ortiz Arévalo; quienes manifestaron que Gómez Arévalo fuese el que retuvo los celulares, que rotuló para que los asistentes NO entraran los dispositivos al evento desarrollado en la finca San Andrés, antigua hacienda de los paramilitares del Bloque Central Bolívar, donde se desarrolló el acto político.

Así como este atentado, la fiscalía dejó en plena impunidad hace 6 años, el asesinato, violación y robo de Sol Maritza en el municipio de Morales, igual que la niña Sharo, que fue violada, asesinada y tirada en un potrero en Santa Rosa del sur; igual como estos casos, son muchos los abusadores de niños y niñas han quedado en el olvido, por la complicidad de la fiscalía de Simití, y como la asonada que le cambio el verdadero delito.

scroll to top