Simití, lloró a Andrés David, el niño que murió ahogado en una piscina

Simití, lloró a Andrés David, el niño que murió ahogado en una piscina

Andrés David, el chiquito de cinco años que murió ahogado en una piscina de un club de La Corporación “Paz y Futuro” del municipio de Zulia, a 25 minutos de la ciudad de Cúcuta, Norte de Santander, fue sepultado en Simití, con una asistencia multitudinaria.

Cuando los restos de Andrés David Caicedo Caro de 5 años de edad, natural del municipio de Simití, recibió la bendición del sacerdote, el templo San Antonio de Padua, lo abarcó un silencio sepulcral, a los asistentes se le aguaron los ojos y sobre su mejilla rodaron lágrimas de dolor; la impotencia se apoderó de todos; al saber que negocios como el que funciona en el municipio de Zulia, rompen con todos los reglamentos y nunca cumplen con el mínimo requisito, mantener un salvavidas o un guardián que este pendiente de los niños y niñas que frecuentan el lugar; (El que tiene piscina es responsable de lo que ocurra dentro del balneario, porque está prestando un servicio).

Esa mañana del sábado 16 de febrero del presente anuario, a las 12:20 meridiano, el día de recreación se convirtió para la familia Caicedo Caro en una tragedia que nadie puede entender. La fiscalía realizó el levantamiento, está investigando los móviles de la muerte del pequeño.

Pero, igual que todos los vecinos se preguntan: ¿Cómo una Corporación “Paz y Futuro” que se lucra del servicio de piscina, no mantenga un vigilante en el lugar y cuando entran niños peor, porque ellos por naturaleza son traviesos?

Ahora tendrá que responder no solo a los padres de Andrés David, sino a la comunidad del Zulia y Norte de Santander para que estos errores no vuelvan a ocurrir; por NO contar con un vigilante o Salvavidas, sujeto que este pendiente de los pequeños, cuando permanezcan dentro del centro recreacional.

scroll to top