Llamado urgente de la Comisión de la Verdad a todas las organizaciones armadas que operan en el país

Llamado urgente de la Comisión de la Verdad a todas las organizaciones armadas que operan en el país

Por: Francisco de Roux, Presidente Comisión de La Verdad.

Ante la emergencia humanitaria y sanitaria que vivimos por la pandemia del Coronavirus, que ya sobrepasa el medio millón de personas infectadas y se acerca a los 25.000 muertos en todo el mundo, que en Colombia pasa ya hoy de 500 casos y empieza a producir los primeros muertos, la Comisión de la Verdad hace un llamado urgente a todas las organizaciones armadas al margen de la ley que todavía operan en el país a cesar de inmediato sus actividades de amenazas, secuestros, desaparición forzada, confinamientos, hostigamientos, desplazamiento forzado, asesinatos y cualquier otra forma de violencia contra la dignidad humana.

Mientras esta epidemia va teniendo consecuencias cada vez más devastadoras, en distintas regiones del país los líderes sociales siguen siendo asesinados y muchas comunidades se encuentran en medio de la confrontación armada, sometidas mediante la intimidación de las armas, al miedo y al terror. Mantener a las personas y a las comunidades bajo los rigores de la guerra en las actuales circunstancias es aumentar el dolor y la incertidumbre; precisamente cuando en medio de carencias y limitaciones para proveer alimentos y servicios médicos y sanitarios urgentes, en especial en las regiones y sectores más pobres y marginados, el Estado y el conjunto de la sociedad hacen enormes esfuerzos por contener la epidemia.

La gravedad de la situación que enfrentamos nos impone a todos anteponer la solidaridad humana y el cuidado de la vida y la salud por encima de cualquier consideración política, económica o militar. Ustedes mismos muy posiblemente pueden ser víctimas de esta epidemia universal o convertirse en responsables de su expansión y de miles de muertos. Es cuestión de humanidad, de mínimos éticos universales, de solidaridad y de sobrevivencia individual y como especie. La historia los juzgará si no paran de inmediato su accionar violento, o les reconocerá la grandeza de ponerse del lado de la vida y la humanidad en este trance difícil del que sólo saldremos si lo enfrentamos juntos.

La Comisión de la Verdad hace público este llamado urgente, dentro de su misión esencial de trabajar sin descanso por la no continuación, la no repetición del conflicto armado y la convivencia pacífica, máxime en estas circunstancias críticas y excepcionales para el país y para la humanidad.

scroll to top