“ICBF No da bienestar… sino, malestar a los niños” afirma madre de Simití.

“ICBF No da bienestar… sino, malestar a los niños” afirma madre de Simití.

Después de recibir a su hijo con una dermatitis atópica  agravada, mal alimentado, durmiendo con ácaros, ojeroso y hasta le partieron sus lentes permanentes; madre indignada denuncia públicamente a la abogada del ICBF de Simití, Elizabeth Rodríguez Garnica, por evadir responsabilidades.

El hecho inusual se inició el 6 de junio del presente año cuando le raptaron del seno de su hogar a su hijo, afirma, Betty Bohórquez Gallego, y toda la separación, madre e hijo se inició porque la madre le pegó fuerte a su pequeño y en vez de tenerlo mejor que en su casa, durante los tres meses que lo tuvo a cargo el ICBF, el pequeño vivió un infierno en casa de una madre sustituta, afirma su progenitora; viviendo su peor pesadilla, donde pudo experimentar necesidades e incomodidades que en su casa, nunca había vivido.

Esta triste historia se inició porque el pequeño después de recibir un castigo muy fuerte de su madre que se pasó de lo normal, el chico se dirigió al ICBF de Simití, habló con la funcionario y denuncio la violencia intrafamiliar.

Lo alarmante de la noticia es que la profesional del ICBF, envés de solucionar el problema con tratamiento psicológico para la madre; con terapias pedagógicas y hasta con castigo; lo que hicieron fue ahondar el problema del pequeño y la madre; lo arrancaron del seno de su hogar y lo llevaron a un hogar sustituto donde empeoró su calidad de vida.

“Comía y dormía mal, su peso se redujo en un 50%, se brotó por todo el cuerpo, ojeroso, le rompieron las gafas y hasta piojo llegó a tener” afirma; después de tanta discusión el Comisario de Familia en compañía con el Personero municipal, devolvieron el niño a a su madre que exige que le devuelvan sus lentes, porque sin esa herramienta no puede ver. Una pesadilla que dice el chiquitín no desea repetir.

scroll to top