¡El diablo se quiere parrandear la iglesia evangélica de Vijagual!

¡El diablo se quiere parrandear la iglesia evangélica de Vijagual!

Consternados se encuentran los habitantes de Vijagual, corregimiento ribereño del segundo puerto férreo y fluvial de Santander, al conocer la noticia, que la Unidad de Restitución de Tierra en Colombia, URT, le restituyó un loto a una mujer, que en tiempos pasados fue obligada a vender presuntamente por debajo del precio, al grupo de autodefensas del Bloque Central Bolívar.

Lo curios de la noticia, es que los miembros de la Iglesia Pentecostal Unida de Colombia compraron a otra otro particular, en acto de buena fe y edificaron con el apoyo de toda la congregación, el templo; que hoy cuenta con una infraestructura moderna y con todos los elementos de una buena edificación para orar a Dios.

El título del inmueble fue adjudicado a Josmine Ulloque Zaen, por un Juez que dictamina que, a partir del 27 de julio del presente anuario, es el día límite para entregar el lote que hoy esta edificado.

Hoy, la población está del lado de los Pentecostal; quienes le piden a la propietaria del inmueble que le devuelva la infraestructura, que con el sudor de muchos fieles construyeron en colectividad… el templo de Dios.

Mientras tanto Ulloque Zaen, quiere beneficiarse de todo, para colar presuntamente una cantina y poder montar con todas lo juguetes, un negocio rentable, caído del cielo. Ahora los habitantes del norte de la ribera del municipio de Puerto Wilches, Santander manifiestas “NO permitiremos que la casa de Dios sea utilizada en el futuro, para parrandas mundanas… ¡El diablo NO puede parrandearse la iglesia evangélica de Vijagual!” “La obligaremos a vender o se le entregará otro lote, porque no puede ser ventajosa y después de tener todo construido quiera montar una cantina”

scroll to top