El alcalde que le cambio la cara a la salud en Morales y le envió un mensaje al sur de Bolívar.

El alcalde que le cambio la cara a la salud en Morales y le envió un mensaje al sur de Bolívar.

Cuando se habla de los hospitales en el sur de Bolívar, la gran mayoría suena a corrupción putrefacta; es el fortín de varios políticos que juegan con la salud del pueblo; son los que esclavizan a los empleados para que voten por sus senadores.

Ellos se roban el erario público; son los que NO le cancelan su sueldo a tiempo, para luego negociar y le roban de frente… cobrándole dádivas, para exprimirlos con sus propios recursos, que ellos ganaron trabajando.

Cuando se habla de la salud en el sur de Bolívar, se habla de estos antros; donde muchos gerentes se prestan para pagarle a los ladrones de turno, 20 millones de pesos, como vacuna; es la plata de las enfermeras, de los médicos, de los rurales, de los conductores, de los especialista, de la droga, del mantenimiento del centro hospitalario; un lugar que ha sido tocado hasta por los mismo nativos que se han arrodillan para que el político saquee el sanatorio, hasta vender droga y hacer negocio con EPS, para beneficio propio; son unos “ratas” que como aves de rapiña se pelean los recursos de la salud de todos.

Hoy es un ejemplo, el alcalde de Mortales, Bolívar, Neguib Eslait Barrios, que, en compañía de un buen equipo de trabajo, el médico de planta, Gerente encargado del Hospital San Sebastián de Morales, Médico, Nelson Herrera Espitia y el funcionario Jairo Alfonso Hernández de la Rosa, que por primera vez le han devuelto la esperanza, la salud a los trabajadores y al pueblo moralero; les cancelaron los recursos atrasados a los funcionarios.

A los empleados del hospital de Morales se les canceló hasta el último centavo del 2020 y 2021, incluyendo intereses de cesantías, vacaciones, pago a los contratistas, vigencia 2020 y 2021, a personalidades como: Farides Peña, Luz Mila, a Rosa Duque, Joseito Quintero, deudas viejas, donde incluso familiares le negaron el pago años anteriores.

Todos se debe a un motor, a un doliente que hoy tiene nombre propio, Neguib Antonio Eslait Barrios, alcalde de Morales, Bolívar, quien dio la solución de los pagos atrasados, incentivando a los funcionarios. El único alcalde después de Morales que se escapa es el alcalde de Simití, quien NO tiene mucha injerencia es El Hospital de Segundo Nivel, San Antonio de Padua de Simití, porque es manejado directamente por las directrices del gobernador de Bolívar, Vicente Blel Scaff, donde se siguen presentando toda clase de vejámenes, de irregularidades, hasta quitarle parte de sus derechos a los empleados, porque tienen que responder políticamente a un senador cantante de Bolívar.

scroll to top