Alberto Carpintero, líder social con corazón de roble

Alberto Carpintero, líder social con corazón de roble

San Pablo, Bolívar, es uno de los municipios más violentos del Magdalena Medio colombiano, pero detrás de tantas tragedias, existe un ser humano inigualable, un hombre que es un tallador de buenas costumbres, solidario; se trata de Alberto Carpintero presidente de ASOJUNTAS del municipio de San Pablo, cada vez que hay una calamidad o un herido, él sin basilar, le tiende la mano.

Carpintero, en su tiempo que lleva como presidente de ASOJUNTAS ha hecho acompañamientos a las comunidades que lo han requerido; siempre está ahí, acompañando, así ocurrió en la manifestación que se hicieron por parte de campesinos de Santa Rosa del sur, Simití y San Pablo, estuvo respaldando la acción social y logró que escucharán sus propuestas, de cual hoy hay una mesa de interlocución con el gobierno. En esos momentos se presentó un impase entre la fuerza pública y la vereda de Patiobonito, jurisdicción del corregimiento la Virgencita; allá estuvo él, haciendo presencia en horas de la noche donde se llegó a los mejores diálogos con la fuerza pública.

También podemos contar lo que ocurrió en la zona de Cantagallo, hizo eco, al llamado de las comunidades, impase entre la fuerza pública con los campesinos y logró superar ese impase como mediador, lo cual quedaron compromisos por ambas partes; son muchas las acciones sociales en los barrios; gestionando, buscando soluciones a los problemas, a las necesidades.

También está presente, cuando las personas lo requieren, para requerir solución, Alberto Carpintero tiene una sensibilidad humana que su mejor coequipero es Dios, cuando hace tan solo pocos días socorrió un herido en la carretera; lo monto en la camioneta y lo condujo al hospital, para que lo atendieran; porque él tiene un lema de un roble “Estoy presto para servir, sin esperar ser servido” puntualiza cuando sus acciones resaltan esa labor humanitaria que lo caracteriza.

scroll to top