Vándalos prendieron fuego a la isla de Los tamacos.

Hoy en la madrugada y todavía en las horas de la tarde seguían ardiendo los árboles nativos de la isla de Los tamacos, conocida en Simití, Bolívar, como la isla de Argicito.

La candela arrasó por completo toda la fauna y flora endémica y la administración ni se inmutó por el incendio forestal que provocaron vándalos y desadaptados pirómanos. Fuentes extraoficiales señalaron que las dos islas grandes que se encuentran en la ciénaga de Simití, La del jobo y Las de los tamacos, las saquearon meses anteriores, donde le quitaron el techo, las paredes e incluso las ventanas y puertas.

Según los propietarios detrás de todo este daño, están manos criminales de la localidad, que sin mediar su fobia, incendiaron todas las islas, dejando sólo cenizas; lo que se pudo salvar fue poco y una que otra culebras, caimanes nutrias y reptiles que pudieron cruzar la ciénaga de Simití, se salvaron; a este agravante se suma que está siendo azotada por los incendios forestales, ya que el intenso verano se convierte en cómplice, porque la temperatura puede alcanzar los 48 grados centígrados.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

scroll to top