Una vergüenza para la sociedad, los cazadores furtivos de aves

“Qué pena… que vergüenza cazar pájaros” así se refiere Marcelo Hernández López quien está preocupado por la proliferación de los cazadores furtivos de aves en los municipios de Simití, Morales y Rivoiejo; los hombres andan por las calles exhibiendo pájaros silvestres en sus jaulas, sin que las autoridades hagan algo.

Los cazadores furtivos de pájaros se han incrementado en estos municipios ribereños en un 70 por ciento y mayo, mes del avistamiento de aves ha sido el más golpeado por estos desadaptados, que se complacen con tener más de dos aves en cautiverio.

El comercializar con pájaros tiene cárcel de 48 a 108 meses; pero como en el sur de Bolívar, es otro país… NO hay policía ambiental y ecológico que realice controles en los municipios, para evitar que traficantes de fauna silvestre, saquen de su hábitat a cientos de aves nativas, que son apetecidas en el mercado negro de Bogotá, Santa Rosa del sur, Las Minas entre otros lugares y NO se hagan recomendaciones a los ciudadanos, estudiantes, para que conozcan el código de procedimiento penal en el artículo 328 que establece; “Ilícito aprovechamiento de los recursos naturales renovables; el que con el incumplimiento de la normatividad se apropie, introduzca, explote, mantenga en cautiverio, trafique; incurrirá en prisión y multas hasta de 35 mil salarios mínimos legales mensuales vigente.

El ambientalista Hernández López señala; “una lección ejemplarizante para los cazadores furtivos de aves es crear un jaula gigante en la cárcel para castigar por 48 horas a los que cometan el ilícito y dejarlos ahí comiendo solo arroz y agua durante el día; para que sientan lo que es perder sus alas de la libertad”

El periodista que más conoce de aves en la costa Caribe, Oscar Castillo Castro, manifiesta que los adictos a los pájaros, se enloquecen, como el caso del Brasilero que cambió su camioneta de 200 millones de pesos por un congo cerrajero.

Sin embargo recordamos al ex fiscal, Eduardo Cabello quien es un enfermó por mantener aves en cautiverio; hace 7 años en el periodo de Vivian Morales, como fiscal general de la nación, el periódico el Original del Magdalena Medio, lo hizo trasladar en menos de 12 horas “por convertir la fiscalía de Simití en el zoológico más feo del mundo”, hoy por una serie de delitos de corrupción el exfiscal de los pájaros, como se conoce en la región, está preso como las aves en cautiverio, en una cárcel de Aguachica, cesar.
Según los cazadores furtivos de aves hay también policías adictos a la caza de aves, pero aun no conocemos sus nombres; si alguno de ustedes sabe por favor hacernos llegar su identidad para publicarlos y denunciarlos legalmente.

Pero más vergonzoso aún es, quien debe dar ejemplo ambiental, viola las normas de protección de aves; se trata de un funcionarios de la Secretaria de Medio Ambiente de Simití, identificado como; Edgar Blanquicet Mórelo, quien exhibe en la fachada de su casa, tres ejemplares de canarios silvestres, permitido no solo por la administración Local, sino de las mismas autoridades que toleran delitos de esta clase.

Comentarios

comentarios

scroll to top