Friday 18 de Agosto de 2017
Ingreso

Recuperar de clave

Por favor, escriba su dirección de correo electrónico registrada.
| Registro
  • Más de 50 pastores cristianos, se reúnen en Simití
    Con el lema de “Gran confraternidad de Unción y Poder en Simití” se reúnen desde el miércoles 25 a hoy 27 de noviembre del presente anuario, más de 50 pastores de la Iglesia Cristiana, Movimiento Misionero Mundial.

  • El ejército de Colombia le cambio la cara a Canelos
    Cinco mil habitantes del corregimiento de Canelos, Santa Rosa del sur, Bolívar, fueron beneficiados con esta obra del Ejército Nacional.

  • 5 años al aire, Universidad de Cartagena

  • Gamarra, Con el Barro al Cuello
    Sin socializar el proyecto por parte del gobierno Local, gran parte de las principales vías de Gamarra, Cesar, fueron rellenadas de tierras y convertidas en lodazales putrefactos que están deteriorando las vivienda y torpedeando la movilidad del municipio.

  • Taller de formulación de proyectos energéticos para municipios bolivarenses

Editorial | Puerto Wilches

La gresca del Pato y el Pipo, provocada por la furia del río

Publicado el 23 de Noviembre de 2016 | Por David Antonio Torres Ruiz, Comunicador Social-Periodista

No es una fábula de Esopo, es el realismo mágico vivido por la comunidad anfibia del Magdalena Medio colombiano, donde los dos líderes alfas pelean por su territorio dejando sus plumas en un polvorín de amo y señor; culpa de un enfurecido río que se ha tragado en cada orilla más de 40 metros de tierra; en el lado occidental la fuerza indomable de la corriente le ha arrebatado a sus pobladores gran parte de sus casas, llevándose hasta el momento cuatro refugios ribereños.

 

Mientras  en el lado oriental, donde viven los pobres, los aislados de esta nación excluyente, rodeada de guerrilla, paramilitares, narcotraficantes, bandas criminales, mineros ilegales, los divide la indiferencia del mapa político de inversión social del Estado y prometido el puente, por Bolívar Sí  Avanza; ellos, los olvidados por la cultura andina del siglo XXI, esperan el milagro de “Santos” que gobierna desde el cielo con la venia del Dios Bachue.

Ellos los del hábitat de pantanos, ciénagas y ríos sufren las inclemencias de la creciente que inunda sectores donde reside la especie humana. Desde hace mucho tiempo ésta gigantesca serpiente se vuelve agresiva en época de lluvias por las aguas contaminadas que vierten en ella; cruza enfurecida el país de sur a norte llevándose todo lo que encuentre a su paso; como una deidad fue bautizada por los indígenas del pasado el río Guaripuña, hasta que llegó la transculturización de los depredadores europeos hace más de 500 años y la rebautizaron con el nombre de una virgen católica, La Magdalena.

 

Ahora que la fuerza del titán serpentea su caudal, se atraganta el muelle de la Curumuta y afecta a medio millón de almas, tanto migratorias como endémicas que pueblan la serranía de San Lucas, (Santa Rosa del sur, San Pablo, Cantagallo, Simití, Canelos y ciento de comunidades rurales que cruzan por el ferri con 150 carruajes diarios, cargados de mercancía y alimentos para la comunidad, (que en un 90 % son santarroseños), todos se pellizcaron ahora para NO quedar aislados del resto del país; ahora si ven la necesidad de gritarle a un gobierno indolente que se olvida de la responsabilidad que tiene con sus hijos más golpeado por los violentos y que hoy defienden su territorio… su propio nido.

 

Por eso el Pato más feo de Wilches, aleteó sus alas de una forma enérgica queriendo imponer su voluntad para resolver el problema de su comunidad, que no ha podido solucionar en mucho tiempo la oficina de Gestión de Riesgos y el ministerio de Transporte. El Pipo, siendo éste el líder alfa de la manada del sur de Bolívar, se engrifó como el chavarri cuando defiende sus polluelos, para hacer respetar los derechos de movilidad y su territorio.

 

Esta ave habilidosa similar al pájaro carpintero, chiquito y pipón, que mide unos quince centímetros de longitud y con el copete rojo sampablero, (Pipo) vive cerca al río Magdalena, anida en sauces o madera blanda, tendrá que trabajar con el Pato feo de Wilches para replicar la actitud de sus hermanos menores que trabajen colectivamente para resolver los problemas comunes, igual que los patos yuyo de la ciénaga de Canaletal en San Pablo o de la ciénaga de Yarirí en Puerto Wilches, para solucionar la movilidad de la bandada de aves gigantes que NO pueden volar porque les hace falta alas; depende de un puente esperado hace 470 años que comunique las dos orillas que llevan los nombres de los próceres de Colombia: Bolívar y Santander, y NO pelear por un muelle que resuelve el problema de manera transitoria, para que cada vez que la Madreagua  se “arreche” (como dicen los santandereanos) los golpee duro para que aprendan a vivir en paz y respetar las Leyes de la naturaleza.


0 Comentarios de este Articulo
[Déjanos tu Comentario]






Cambiar

El Original no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. El Original se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.


Municipios

Publicidad
Frase del Día
"Creemos que hechos cometidos bajo la influencia del alcohol no deberían ser agravantes, pero cuando se le dice eso a la mamá de una niña que murió asesinada por un chofer borracho, es muy difícil de entender".

Miguel Gómez Martínez, coordinador de ponentes de nuevo proyecto de ley para dar cárcel a conductores ebrios
Principales Noticias del Magadelena Medio Directora: Oriana de las Amerik's | Editor: David Torres Ruiz
Celular 310 877 3340 | Dirección: Calle las flores N. 13-31 | Simití Bolivar | periodico@eloriginal.co
Copyright © 2017 EL ORIGINAL Casa Editorial. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.
ElOriginal.co las principales noticias del magdalena medio

Diseño y Desarrollo: Versatis