Se levantó el paro armado pero sigue la guerra y los desplazamientos del Catatumbo

Muchos ciudadanos y ciudadanas del Catatumbo no han querido permanecer en los albergues, ellos han llegado a poblaciones del Magdalena medio como desplazados, como víctimas del conflicto armado que protagonizan los del EPL y ELN; han vivido un calvario ocho días antes de la Semana Santa.

La Personería de Puerto Wilches, Santander, han llegadas algunas personas que manifiestas que los venezolanos son mejor atendidos que los propios colombianos que viven el conflicto de frente.
Diomedes Muñoz Brache, señaló a eloriginal.co que está trabajando con las uñas y buscando solución algunos casos de las personas que llegan al territorio por miedo de la guerra; mientras que las afectadas de Norte de Santander señalan: “NO hay ayuda para los desplazados del Catatumbo, pero… para los venezolanos si”

Un aliciente se vivió hoy cundo se conoció el anuncio de la disidencia del Epl, conocida como ‘los Pelusos’, sobre el levantamiento este lunes del paro armado que esa organización mantenía en los 11 municipios de la región del Catatumbo, actividades como el transporte público y el comercio retornaron a su normalidad.

Hoy en la región se respira un poco de paz; el miedo ronda en la memoria de los ciudadanos, porque la guerra entre el Ejército Popular de Liberación, EPL y El Ejército de Liberación Nacional, ELN, sigue viva; las pérdidas económicas son incalculables en estos 15 días de zozobra y miedo, donde no se movió una hoja sin el capricho de los grupos armados ilegales.

Mientras tanto las personas que llegan a los municipios procedentes del Catatumbo exigen al gobierno, ayudas humanitarias, atención médica y educación para sus hijos, mientras todo vuelve a la normalidad en territorios que son controlados por la criminalidad.

Comentarios

comentarios

scroll to top