Por mal procedimiento en la captura, juez de Barrancabermeja dejaría en libertad a los secuestradores de la niña Solila.

Después que se supo que un juez de Barrancabermeja dejaría en libertad a los secuestradores de la niña de tres años, Solila Shirley Dayana Cardona Fontalvo, secuestrada el 1° de junio del presente anuario, por mal procedimiento en la captura; la comunidad de Santa Rosa del sur pierde confianza en la justicia colombiana y amenaza con ajusticiarlos con sus propias manos, si los dejan en libertad.

En este caso estaría en peligro también el abogado que armo la estrategia para liberarlo, como los cómplices del hecho: Desde la audiencia de hoy, muchas llamadas de consternación por el fallo del juez: “Que detengan el pago de la recompensa al informante, porque al parecer también hay intereses creados, donde se cogería el dinero para ayudar en la liberación de los secuestradores”, dijo una persona que pidió no revelar su nombre y puntualiza, “presuntamente sería para negociar su rebaja o liberación”

Pero quienes son los secuestradores de la pequeña:
Ezequiel Vargas Castro de 33 años de edad, natural de Santa Rosa del sur, Bolívar y Daniel Arturo Vargas Castro de 20 años de edad, natural de Santa Rosa del sur, Bolívar, grado de consanguinidad, hermanos.

En el Magdalena Medio, algunos jueces y fiscales están tan desacreditados, que muchos en la comunidad piensan que los que administran justicia en los municipios y ciudades de Colombia, se han convertido en dictadores de leyes; dice una mujer enfurecida: “manejan la justicia a su antojo, a su acomodo y el tiempo en su cargo, los convierte en dictadores de leyes; donde el roce diario, los ha viciado con el paisanaje, el amiguismo, el clientelismo y el compadrazgo: un político de Santa Rosa del sur deice: “Fuera de justificar la liberación de más de un violador y secuestrador de menores, son apoyados por defensores públicos que buscan a los ricos delincuentes para liberarlos; además que NO hay una entidad o institución que los vigile de cerca y equilibre los procesos o casos en el sur de Bolívar.
La comunidad pide que los jueces de Colombia se roten, se trasladen, igual que los policías, los militares e incluso los curas, para evitar ese manoseo con los corruptos que manejan el poder en su momento”

Para muchos, los jueces y fiscales NO toman el consejo de sus superiores: “saber vivir de su sueldo de 12 millones de pesos mensuales”, sino que adicionalmente algunos se desbordan por su codicia; reciben presuntamente dinero ilícito, prebendas y se están enriqueciendo, utilizando incluso los mismos vicios como testaferros, igual que los narcotraficantes, mineros criminales, guerrilleros y paramilitares, viviendo del dolor ajeno, de lo ilícito. La reforma a la justicia en Colombia NO da espera.

Comentarios

comentarios

scroll to top