Murió la dama de Simití, Nellys Torres Barragán

David Torres

Una de las mujeres más queridas de Simití, murió hoy a las 6 de la tarde; a sus 84 años de edad era la cuarta hija que quedaba en vida de los genes del hombre más promiscuo de Simití, Bolívar, Agustín Barba; el varón que procreó 62 hermanos y de ese gran ramillete del patriarca del cenagal, sólo quedan hoy tres, una mujer, Doris Barva Alcocer y dos hombres, Rafael Torres y Ovidio Chávez.

Cuando se habla de idoneidad y respeto; el nombre de Nelly Torres Barragán, madre de dos mujeres y dos hombres que concibió con Eugenio Mendoza; se puede plasmar sin titubeo en cualquier pergamino.

Su vida es ejemplo de perseverancia y respeto, una mujer edificada con principios cristianos; creció en el hogar de Octaviana Torres y fue cuidada por su hermano mayor, Milciades Torres Barragán. En esa época de invierno, después de perder su primer esposo, Nelly Torres fue atrapada de nuevo por el amor de Eugenio, quien le robó su corazón hasta la muerte. En un mes de mayo, cuando la ciénaga se encontraba crecida, en medio de la oscuridad y el agite de las olas, sonaron las cadenas que aseguraba la puerta del corral de la vieja casa del político y con la complicidad de Mirian Ruiz Calderón; Nelly decidió abandonar a su familia de hermano para buscar su propia felicidad y sí que la logró.

El domingo 4 de febrero arribará a Simití, Bolívar sus restos, donde le rendirán tributos en sus honras fúnebres y será sepultada en su tierra, esa tierra que la vio nacer, crecer y que jamás la pudo olvidar, porque al igual que el mensaje escrito en la pared del patio de la casa de su hermana Doris Barba Alcocer en Barranquilla, “Uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amo la vida”

David Torres

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

scroll to top