La hija de la niña Juana Alcocer, sería la última de los 62 hijos del hombre más promiscuo del sur de Bolívar

Después de recorrer más de 10 horas desde el sur de Bolívar, utilizando chalupa, taxis colectivos y ómnibus, cruzando los departamentos del Cesar y Magdalena, llegamos a la capital del Atlántico; el fin… conocer la última de los 62 hijos del hombre más promiscuo del sur de Bolívar, don, José Agustín Barva, a quien en nuestro listado genealógico, ella, Doris Barva Alcocer, aparecía como fallecida.

Pero NO, gracias a las redes sociales que todo lo sabe, tomamos un taxi que nos llevó al popular barrio de Las Nieves, en el corazón antiguo de Barranquilla, donde hallamos a nuestro personaje…

Abrimos la vieja reja y hablamos con una de sus hijas, que muy generosamente nos recibió con jugo de melón; nos presentó su presente, sus hijos, su hermano y nos mostró una imagen de un ramillete de familiares, que se han diseminados en la vida, genes que se multiplican en el tiempo, como los que engendró el viejo Barva, a comienzo del siglo XX.

A sus 81 años de edad, la niña Doris Barva Alcocer, se pasea diariamente por los corrillos de su vivienda, tiene una silla en el jardín, al lado de un gigantesco árbol de mango, donde toma en las tarde baños de ventarrones frio procedente del estuario del río Magdalena que se esfuma mágicamente entre las corrientes marinas del mar Caribe.

Sus recuerdos siguen ahí… aún intactos, pareciera que su memoria se resistiera a borrar las millones de imágenes almacenadas en su disco duro; tiempos donde las casas de palma amarga y paredes de bahareque se dibujaban entre el calor del mediodía, brotando de su fogón el olor a viuda de bocachico, que se a plasmadas en su memoria, recuerdos del ayer que para nada se olvidan; les hablo de la década de los años 50, cuando llegó a la arenosa esta joven mujer que consiguió como compañero eterno un cienaguero.

En la pared de su patio, un mensaje nos impactó, parece que el ciclo del hombre es nacer y volver en su vejez a la cuna del ayer “Uno siempre vuelve a los viejos sitios donde amó la vida” Así de esta gran familia de 62 hermanos con diferentes mamás, ella, Doris Barva Alcocer de 81 años, pertenece a una camada de 8 hermanos de la niña, Juana Alcocer; mientras que Nelly de 84 años y Rafael Torres Barragán de 83, hijos de la vieja Octaviana Torres, con quien concibiera el viejo Barva, 10 hijos. NO podemos dejar de mencionar los 11 hermanos de Ovidio Chávez de 83 años, olvidando las otras madres que tuvieron que contentarse con la casa, las tres vacas que les daba el hombre más enamoradizo de la región, para no enredar la pita.

De estos 62 hijos del hacendado Agustín Barva, solo quedan los últimos cuatro, NO tres, como mencionamos en la anterior noticia, cuando falleció la antigua maestra de San Pablo, la profe, Betulia Torres Barragán; todos ellos mantenían el apellido de la madre, por ser hijos naturales. En el caso de Doris, ella al final decidió colocarse el Barva de primero, sí, con “v” chiquita, para diferenciarlo de las otras familias Barba de Simití.

Sólo disfrutaban del primer apellido los hijos del primer matrimonio, donde nació la matrona de Simití, la recordada, Nimia Barva de Sobrino, la única que heredo el nombre de su padre y bautizó a uno de sus hijos; el reconocido primer odontólogo del sur de Bolívar, Agustín Pelayo Sobrino Barva; mucho tiempo después, nacen otros hijos del segundo matrimonio, en los que se encontraba, Marina y Luis Napoleón Barva López, quien fue alcalde 15 años, antes que llegará la revolución de la Constituyente del 91, donde se creó la figura de la elección popular.

Debido a todo este enredo del árbol genealógico de Agustín Barva, nace el iluminado, el hijo del viejo Milciades Torres Barragán; Juan Torres Tafur, quien heredo del acaudalado político su apelativo de ¨Pepa” quien se gradúa en 1970 como abogado con tesis Laureada de la Universidad de Cartagena y quien expuso su obra maestra: “La igualdad de los hermanos; el derecho que tienen todos los hijos naturales en Colombia, el heredar el apellido de su progenitor”

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

scroll to top