La adversidad política No puede cambiar el rumbo a Santa Rosa del sur

Pernoctar durante mucho tiempo en la capital de la república, y buscar una a una, instituciones, embajadas y fundaciones para que cofinancien los proyectos de Santa Rosa del sur, Bolívar, lo hace soñar de nuevo; a pesar que la adversidad política casi le hace perder sus sueños y los problemas vividos en el departamento de Bolívar, lo han dejado casi rezagado por la falta de voluntad del gobierno departamental, Delmar Burgos Uribe se levanta con el aves fénix.

Burgos Uribe, se mueve de ministerio en ministerio, después de escudriñar los últimos centavos del gobierno Santos y visita los despachos del DNP, solo con un fin, que evolucione el municipio que maneja la economía en el sur del departamento de Bolívar.

Su esperanza está viva y se centra en las carreteras terciarias, en parque, inclusive en coliseos en la zona rural, sin dejar de pensar en las 92 viviendas que está a un solo “pelo” muy cerca, para que víctimas del conflicto armado, discapacitados y desplazados puedan disfrutar de unas viviendas dignas. Su objetivo es construir en apartamentos o bloque de edificios, para darle otra cara a la ciudad rosada.

Aunque su imaginario lo vuelve hacer sonreír; el primer mandatario de los santarroseños, comienza a salir de ese silo en que se encontraba por el olvido político y las múltiples adversidades que le llovían, obstáculos que le imposibilitaban seguir avanzando, sólo por tener una convicción ideológica de poder trabajar sin marrullerías políticas, de esos viejos vicios de mantener el poder a costo del clientelismo y la esclavitud política. Hoy Santa Rosa del sur, está a las puertas de seguir ese dinamismo que la mantenía a la vanguardia de los municipios del Magdalena Medio colombiano.

Comentarios

comentarios

scroll to top