Hallan avioneta enterrada en la selva del Garzal, sur de Bolívar

Por cosas del destino, campesinos del corregimiento del Garzal, jurisdicción del municipio de Simití, sur de Bolívar, hallan en medio de la selva del Totumo una avioneta sepultada, presuntamente el aparato perteneció al narcotráfico.

Todo se descubre cuando uno de los labriegos que transita por juncos y bijaos, cruza por el sitio y nota que un fuerte vendaval tiró al suelo un viejo árbol de caracolí, de unos treinta años de vida y en la parte de su raíz, se observa incrustado un pedazo del fuselaje de la aeronave.

De inmediato la noticia se disemina por la región y llegaron vecinos, encontrándose con la sorpresa de descubrir el cuerpo del avión, donde intenta abrirlo, pero el tiempo había hecho su parte. Dan aviso al ejército y militares del Ricaurte, adscritos al batallón Selva Número 48, prócer, Manuel Rodríguez Torices, están en el lugar custodiando el aparato y a espera que lleguen expertos de la fiscalía especializada y de la policía judicial, para extraer los restos del aparato y esclarecer las causas de cómo llegó hasta allí la aeronave.

Pistas
A sólo 500 metros donde están ubicados los restos de la avioneta se encuentra la antigua pista del Totumo, mientras que a 2 kilómetros está el famoso aterrizaje clandestino del Piña y a tres kilómetros y medio la pista de la Sucumbeza, sitio, donde un comando de guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional, ELN, obligaron al piloto del avión Fokker 50 de Avianca a aterrizar en la pista clandestina, ese 12 de abril de 1999, secuestran 41 pasajeros del vuelo 9463 que cubría la ruta Bucaramanga – Bogotá.

Comentarios

comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

scroll to top