¡Fortaleza niños! algún día recibirán sus pupitres

En pleno siglo XX, 18 estudiantes de la escuela de la vereda La Fortaleza, sede de la Institución Educativa de Pozoazul, municipio de San Pablo, Bolívar, reciben clases en el suelo.

Esto es el panorama más desagradable de una de las poblaciones castigada por los grupos armados, a tal punto que su caserío fue quemado por los grupos paramilitares.
Hoy, han trascurrido cuatro meses y estamos a las puertas de mayo y aun la Secretaria de Educación Departamental de Bolívar, no se ha podido resolver el problema, almeno de entregarle taburetes para que los pequeños reciban clases dignamente, como cualquier chiquillo de Colombia.

Hablamos con el funcionario encargado del tema en la Secretaria de Educación de Bolívar y nos informó que pronto se resolverá el problema; pero en una carta conocida por el Portal de Noticias de eloriginal.co dirigida al alcalde de San Pablo, el ente que regula la educación en Bolívar, se lavó las manos enviando un oficio al alcalde, Manuel José Rudas Rudas, fechada, abril 24 de 2018.
Transcribimos parte del texto:
“Asunto: Situación de la Institución Educativa Pozo Azul – Sede La Fortaleza.
Considerando que el artículo 44 de la constitución política de Colombia, consagra que los Derechos de los niños y las niñas prima sobre los derechos de los demás”
Después de exponer varios derechos finaliza:
“Señor Alcalde, preocupados por las denuncias hechas por los docentes y padres de familia, por la situación que están viviendo nuestros niños y niñas en esta sede, acudo a ustedes para que desde su competencia de pronta y positiva solución a este grave problema.
Atentamente Robinson Luis Casarrubia Cardona, Secretario de Educación Encargado de Bolívar (e)”

La responsabilidad de la educación en Bolívar es del departamento: Los escolares de la escuela “La Fortaleza”, tendrán que seguir recibiendo clases indefinidamente en el piso; sin edificación, porque reciben clases en una sala prestada de una finca; sin tablero, porque lo cedió por el momento un docente; sin refrigerio y sin almuerzo escolar, porque allí no llega la igualdad de derechos para los niños”

Pareciera que el sur de Bolívar NO avanza, quedó estancado en el siglo XIX, esta es otra Colombia, donde el profesor, Heiner Tejada Ríos, tiene que recorrer con su moto los 7 kilómetros de distancia e ir a cada finca para recoger uno a uno los alumnos, hasta completar los 18 estudiantes diarios y seguir con el dolor de espalda, cuando se inclina para explicar, porque maneja un salón multigrado; sin embargo el municipio de San Pablo, Bolívar, sigue esperando los 19 docentes prometidos, que aun hacen falta en las diferentes instituciones educativas; mientras tanto “Fortaleza niños y niñas, sigan esperando los pupitres”

Comentarios

comentarios

scroll to top