Autoridades del sur de Bolívar, preocupadas por racha de suicidios

En menos de 35 horas se han registrado tres suicidios en el sur de Bolívar, aunque psicólogos señalan que esto es una bola de nieve, que conduce a más suicidios, el problema psicológico o de salud mental que sufren los hombres y mujeres en la región, es preocupante para las autoridades.

El primer casos se registró en MinaWalter, cuando el 21 de abril del presente anuario a eso de las 9 de la noche, se recibió información que Carlos Alirio Castaño Marín se había dado un tiro en la cabeza, después de ingerir por muchas horas licor; sin embargo una fuente extraoficial señaló que el occiso No había superado el trauma de la muerte de su hermano hace varios años. El cuerpo fue trasladado por la vía a Canelos, con destino al hospital de Santa Rosa del sur, donde galenos le realizaron la necropsia y averiguar cuáles fueron los móviles del suicidio.

Hoy se conoció otro suicidio más, donde la joven Marcela Lyliana Soler Cepeda, quien se quitó la vida de una forma trágica, enlutó a la comunidad de Santa Rosa del sur. Las primeras informaciones señalan que la mujer sufría de depresión; sin embargo en las estadísticas desarrolladas por profesionales del municipio rosado, se busca conocer a fondo lo que está ocurriendo con los jóvenes del lugar, ya que estos casos dejan muchos interrogantes.

Mientras el caso de Ezequiel Chacón, natural de Norte de Santander, se colgó de una viga en el corregimineto de San Joaquín, jurisdicción del municipio de Simití, Bolívar; este singular hombre venía padeciendo de problemas psicológicos, era de carácter muy fuerte; según informaciones extraoficiales, hace cinco años se le murió su mujer y al quedar con sus dos pequeñas hijas, por un problema familiar, presuntamente por golpear a una de sus niñas, el ICBF le quito las dos pequeñas, pero después de luchar tanto para rescatarlas, en otra ocasión tuvo un nuevo episodio, fue víctima de uno de esos ataque de celos y cogió a disparos a un joven que alagaba a una de sus hijas y desde ese momento el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar le quito definitivamente la custodia; desde ese momento la historia de “Dura Promesa” Ezequiel Chacón, comenzó a enfermarse de una series de depresiones, que lo llevó a tener incluso fuertes desequilibrios psicológicos.
El cadáver fue remitido a la morgue del sanatorio de Simití y será llevado el cadáver a su tierra natal, Norte de Santander, donde será acompañado por sus hijos mayores y sus dos hijas que van en compañía de custodios del ICBF.

Comentarios

comentarios

scroll to top